En muchos casos las mujeres que consultan por llevarse mal con su pareja, dicen estar deprimidas, angustiadas, insatisfechas en la relación y una frase que casi todas pronuncian en las primeras entrevistas es que “antes, él era diferente”.

Pero ahora todo es un agobio, todo una rutina que se traslada a la cama donde los encuentros eróticos se han ido borrando y hacer el amor se ha convertido en un ejercicio mecánico, en un trámite casi burocrático.

Mirando esto último desde la posición del hombre, con frecuencia una cuestión moral lo ha llevado, inconcientemente, a separar las corrientes cariñosa y sexual, de manera que sólo desarrolla su plena potencia sexual con mujeres prohibidas (la mujer de otro, prostitutas), cosa que no se permite con la “propia” mujer.

El trabajo del analista va en la dirección de conseguir que esa pareja pueda vivir fuera de lo que sentencia la copla: “Ni contigo ni sin ti/ tiene mi vida remedio./ Contigo porque me matas/ y sin ti porque me muero”.

 

Primera cita sin coste:

913011844 / info@eprivas.com