El estrés es la respuesta automática y natural ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes. Nuestra vida en constante cambio, nos exige continuas adaptaciones; por tanto, cierta cantidad de estrés es necesaria.

Cuando el estrés se prolonga o intensifica en el tiempo, nuestra salud, nuestro desempeño profesional, e incluso nuestras relaciones personales se pueden ver afectadas por la aparición de ansiedad, irritabilidad, miedo, confusión, turbación, excesiva autocrítica, dificultad para concentrarse y tomar decisiones, olvidos, exagerada preocupación por el futuro, pensamientos repetitivos, excesivo temor al fracaso, etc.

No sólo las situaciones negativas, sino también enamorarse o conseguir un logro largamente esperado pueden disparar el estrés. En estos casos, la escucha analítica suele encontrarse con sujetos que no tienen límites para la autoexigencia, que no saben o no pueden decir “no” y es hacia estas deficiencias donde debe dirigir su trabajo.

 

Primera cita sin coste:

913011844 / info@eprivas.com