Saltar al contenido

Textos divulgativos

Una sesión, quizás

Escrito el 12 junio, 2014 a las 11:21, por

Supongamos una sesión psicoanalítica. Ella dice que tuvo un sueño, una pesadilla, de la que despertó con sobresalto. Estaba en la casa de mis abuelos en Alcobendas, estaban ellos y yo vivía allí. Mi abuela me decía, con tono de advertencia: “Si viene gente a caballo, ni se te ocurra abrir la puerta”. Yo la […]

Una intervención antes de la intervención

Escrito el 12 junio, 2014 a las 11:15, por

Es por todos conocido que una intervención quirúrgica de cualquier índole nos genera cierta ansiedad, insomnio y variados miedos relacionados con el futuro, como son el miedo al diagnóstico posterior, preocupaciones familiares, laborales, etc. En los mismos cirujanos surgen interrogantes que buscan saber más sobre el paciente: ¿es posible que un enfermo quiera morir?, ¿hay […]

Un cansancio ¿excesivo?

Escrito el 12 junio, 2014 a las 11:12, por

Las añoradas vacaciones ya están en la puerta o han comenzado para muchos de nosotros. Siempre bien recibidas después de un largo tiempo de trabajo, estudios, labores familiares y algunos problemas que nunca faltan en el transcurso del año. Quién no conoce acaso este cansancio acumulado que cede en este período estival luego de “desconectar” […]

Triste ¿o deprimido?

Escrito el 12 junio, 2014 a las 11:09, por

Parece casi inevitable en cada charla coloquio sobre la temática de “la depresión” que aparezcan preguntas acerca de dónde se encuentra el límite entre la tristeza y la depresión. Trataré en estos renglones de trazar algunas líneas para esclarecer algo esta difusa y escurridiza cuestión. La tristeza es un sentimiento normal para el que a […]

Resistencias al psicoanálisis

Escrito el 12 junio, 2014 a las 11:03, por

Sucede que el descubrimiento freudiano a inicios del siglo XX conmovió los cimientos de nuestra cultura. Pero no porque se trate de una ilimitada apología de lo sexual (que no lo es), levantando la tapa de los infiernos (cosa que la moral no puede consentir), sino porque, más modestamente, viene a destronarnos de nuestro lugar […]